FAW Camiones México

Comentarios | Trucos | Consejos

Cual Es La Mejor Calidad De Audio?

Cual Es La Mejor Calidad De Audio
¿Qué es el formato DSD? – Hace un tiempo Sony y Philips comenzaron a experimentar con códecs audio de muy alta calidad: el formato DSD fue el resultado. Los archivos DSD son los que mejor formato de audio tienen del mundo. ¿Cómo funciona el formato DSD? Un CD o el servicio de transmisiones Spotify cuentan con bit depth y sample rates de 16bit/44.1kHZ.

  • En cambio los formatos de audio DSD proporcionan 1bit/2.8224MHz.
  • En otras palabras: un archivo DSD samplea la friolera de 2,822,400 veces por segundo, y cada vez que obtiene estas muestras produce 1bit de información.
  • Tener 16 bits de información no provocaría ninguna diferencia en este audio códec.
  • Cuando el sample rate es tan alto como en los archivos DSD no hay beneficio en una mayor bit depth.

Este muestreo de 2,882,400 veces por segundo produce un detalle increíble. Por si fuera poco 2,8225mHz no es el límite en los archivos DSD. Existen también los DSD64 y DSD128, que se refieren a archivos DSD con una cantidad de sample rates incluso mayor.

¿Qué calidad es mejor de audio?

¿Cuál formato de audio elegir? – El que es más recomendado para elegir es el «MP3» o «AAC», ya que muchos reproductores los soportan. Además, si se codifican con un bitrate alto casi no se los puede distinguir de la fuente original. Sin embargo, si lo que se desea es quemar la música, se recomiendan formatos como «FLAC», porque luego se puede convertir todo en otros formatos, sin perder la calidad de audio.

  • Una vez que se conocen los formatos de audio, al momento de elegir se deben tener en cuenta las diferencias existentes entre cada uno.
  • En general, lo que recomiendan los expertos es usar «MP3» o «AAC» ya que son compatibles con la mayoría de los reproductores y la calidad de ambos, es muy parecida a la de la fuente original, sobre todo si se codifica con un ratio de bits alto.

A no ser que se tenga alguna necesidad específica, «MP3″ y» AAC» son las opciones más aconsejables. Sin embargo, algo que se debe saber es que para almacenar música en formatos sin pérdida, no hay como «FLAC». Probablemente no se note una mayor calidad, pero es bueno para almacenar música si se tiene pensado convertirla a otros formatos más adelante.

¿Cuántos Kbps es la mejor calidad de audio?

Calidad de la música Baja: equivalente a aproximadamente 24 kbit/s. Normal: equivalente a aproximadamente 96 kbit/s. Alta: equivalente a aproximadamente 160 kbit/s.

¿Cuál es mejor 160 kbps o 320 kbps?

El gran experimento sobre la calidad de los MP3: no, realmente no hay tanta diferencia con los CD Por — 22 de Octubre de 2012 Este artículo originalmente en, un blog de Vodafone con el objetivo de crear historias que «alimenten la mente de ideas». Un programador llamado Jeff Atwood decicó algo de tiempo y varias entras de su blog, el siempre recomendable, a un sano entretenimiento al que llamó,

Su objetivo: comprobar de forma empírica si para la gente normal y corriente hay realmente diferencias cualitativas a la hora de escuchar la música en diversos formatos MP3 frente a los tradicionales, Los contendientes eran los formatos tradicionales denominados «sin pérdida de calidad», básicamente CD (Disco Compacto) y frente a formatos de compresión con pérdida de calidad: MP3 con diferentes bitrates,

La, más conocida por su nombre en inglés, es una característica clave porque básicamente determina cuánta información se transmite por unidad de tiempo: en este caso son las ondas que definen la música y se convierten en voces humanas y notas de los instrumentos.

En el mundillo de los MP3 suelen usarse codificaciones de 64, 128, 192 o 320 Kbps (kilobits por segundo). Como todo en la vida, la codificación de la música es un compromiso entre calidad y cantidad : una canción almacenada en el mejor de los formatos posibles –para casi todos los expertos, ese es el CD– puede ocupar unos 50 MB (megabytes), tal vez 40 o 35 solamente utilizando alguno de los compresores sin pérdida que ahorran algo de espacio sin pérdida de calidad (FLAC, Apple Lossless, etcétera).

Esa misma canción en MP3 puede variar entre 4, 8 y 12 MB según el bitrate (64, 128 y 192 Kbps). Para complicar aun más la cosa, también se puede elegir entre un bitrate constante (CBR) o variable (VBR) que suele resultar óptimo al comprimir con diversos bitrates diferentes momentos de las canciones.

  1. Para muchos usuarios, poder almacenar entre 5 y 10 veces más música en el mismo espacio es un ahorro importante, fácil de traducir si se tiene en cuenta el precio de los discos duros, memorias Flash o almacenamiento en los iPod, tabletas y similares.
  2. Pero desde siempre ha habido dos escuelas enfrentadas: la de los audiófilos que consideran que nada puede igual y la de los que, con un sentido más práctico, consideran ridículas las diferencias entre un MP3 y CD, si es que acaso las hay.

El estudio experimental de Atwood buscaba precisamente arrojar un poco de luz sobre esas teorías partiendo de lo básico: escuchar música, cuantificar su «calidad» y decidir cuál es el mejor formato en función de las diversas variables. Para ello preparó cinco ficheros de audio distintos : uno de ellos sin comprimir y otros cuatro comprimidos a diversos bitrates entre 128 y 320 Kbps.

Los puso en su servidor para que la gente los escuchara y votara (con una «nota» de calidad del 1 al 5) sin saber cuál era cual. Y en total consiguió que más de 3.500 personas contribuyeran a los resultados – cientos más que para muchos de los «estudios de calidad» que se mencionan en los anuncios de la tele.

Los resultados los analizó con una hoja de cálculo y diversas herramientas estadísticas, que de forma bastante clara:

La única muestra que realmente se podía considerar muy diferente del resto era el MP3 a 128 Kbps CBR, el de peor calidad, Esa calidad no es suficiente para compararse con el resto. Lo mejor, sencillamente, ignorarla. El MP3 a 160 Kbps VBR es la muestra de mayor calidad, mejor incluso que el MP3 a 320 Kbps CBR. Esto indica que la codificación con una tasa de bits variable es superior a la fija incluso a esos valores, y que 160 Kbps VBR para arriba es imposible de mejorar cualitativamente. Irónicamente, esto indicaría que hay MP3s que se oyen «mejor» que los CD de audio. Aquí pueden suceder varias cosas: que los «artefactos» creados por la compresión parezcan mejorar el audio o que al hacer las pruebas la gente «se imagine cosas», lo cual también podría suceder. Lo cierto es que el dato sirve para alimentar la teoría de que a partir de 160 Kbps la gente ya no distinguir una calidad de otra, tal y como se deduce de los datos. La conclusión del estudio confirma la hipótesis de que un MP3 a 192 Kbps VBR tiene tanta calidad que ni el ultrasensible y poderoso oído de un perro notaría la diferencia con un CD de audio, ¡Guau!

Como conclusión, ya sabemos pues a qué tasa codificar y comprimir si queremos un buen ahorro en almacenamiento sin perder calidad: a MP3 de 192 Kbps VBR, el formato ganador de la prueba. Compartir / Conversar : El gran experimento sobre la calidad de los MP3: no, realmente no hay tanta diferencia con los CD

¿Qué es mejor FLAC o WAV?

¿Qué es mejor: ¿WAV o FLAC? – La principal diferencia entre estos dos formatos es la compresión. Los archivos WAV no están comprimidos, lo que es ideal para la edición de audio. Sin embargo, ocupan mucho espacio. Los archivos FLAC están comprimidos, por lo que ocupan menos espacio que los WAV y son más adecuados para almacenar música.

¿Qué significa calidad de sonido HIFI?

Alta fidelidad o Hi-Fi son sinónimos de altavoces o equipo de audio en general, pero solo los de alta calidad. El tipo de equipo que anula el ruido no deseado y la distorsión además de brindarle la respuesta detallada tan importante para escuchar y sentir el impacto de nuestro excelente sonido.

¿Qué significa 300 Hz en audio?

Banda de frecuencia – En telefonía, la banda de frecuencia de voz utilizable varía de aproximadamente 300 a 3400 Hz, Es por esta razón que la banda de frecuencias ultrabajas del espectro electromagnético entre 300 y 3000 Hz también se conoce como frecuencia de voz, que es la energía electromagnética que representa la energía acústica en la banda base,

¿Qué es mejor 128 Kbps o 320 Kbps?

El numero 128 kbps representa el numero de bits (dígitos binarios) usados para la representación de un segundo de música. Entre mas bits, mejor es la fidelidad del sonido. El costo es que los archivos ocupan mayor tamaño.

¿Qué significa 320 Kbps en la música?

Tasa de compresión: ¿cuál es la relación con la calidad del audio? – Ahora que ya hemos dicho que un archivo puede ser comprimido y aún así mantener una mejor calidad de audio, debes saber que ese nivel de compresión puede variar mucho. Por el valor de la tasa de compresión (o bitrate) logramos controlar el tamaño del archivo y, por lo tanto, la calidad del sonido.

320 kbps – audio que no se diferencia de la calidad de un CD; 192 kbps – sin pérdidas significativas para la mayoría de las personas; 128 kbps – pérdidas ligeramente perceptibles; 96 kbps – calidad similar a la radio FM; 32 kbps – similar a la radio AM; 16 kbps – similar a la radio de ondas cortas («walkie-talkie»).

Te recordamos que estos valores y descripciones son apenas una aproximación, pues la compresión del archivo actúa de manera diferente en cada tipo de audio. Cuanta más información perceptible (o cuanto más complejo sea el audio en cuestión), más margen habrá para que la compresión afecte la calidad.

Por eso, para un podcast sin banda sonora, puede no ser un problema generar un archivo de apenas 64 kbps, mono, con una única señal de audio, reproduciéndose simultáneamente en los canales de la izquierda (L) y de la derecha (R). Sin embargo, una música producida en estudio, con varios instrumentos diferentes, puede sufrir pérdidas perceptibles, aun cuando el archivo comprimido sea de 128 kbps, estéreo, con una señal diferente para cada altoparlante, derecho e izquierdo.

Aquí estamos hablando de tasas de compresión fijas ( CBR – constant bitrate), pero existe también la posibilidad de generar archivos con tasas variables, como las llamadas VBR (variable bitrate) o ABR (average bitrate). En la VBR, el algoritmo analiza el audio y decide en qué partes puede comprimir de manera más agresiva y en cuáles debe retirar menos información.

  1. El ABR actúa de modo similar, pero se mantiene en el promedio de la tasa estipulada previamente.
  2. Esos dos métodos, a pesar de ser más inteligentes, pueden generar incompatibilidad con algunos reproductores de audio.
  3. Cuando hablamos sobre compresión vs calidad, recuerda que no hay reglas: cada caso es un caso y es preciso evaluarlos individualmente para saber hasta qué punto las pérdidas son aceptables, o cuándo vale la pena priorizar la facilidad del uso (descarga más rápida o menor impacto de almacenamiento, por ejemplo) antes que la calidad.

Recuerda que algunos sitios web y servicios recodifican el audio después de cargarlos. Como no tenemos control sobre este proceso, puede ser una buena idea enviar archivos con calidad un poco mayor que lo necesario, para que haya un margen de seguridad en el caso de nuevas conversiones.

¿Cuál es la calidad máxima de Spotify?

Para que te hagas una idea, la calidad de sonido máxima de servicios como Spotify es de 320 Kbps, que es la cantidad de datos que se transmiten por segundo con esa calidad.

¿Qué significa 128 kbps en música?

¿Qué es la tasa de bits? – La tasa de bits (bitrate) es la cantidad de datos consumidos para transmitir la secuencia de audio por unidad de tiempo. Por ejemplo, una tasa de bits de 128 kbps (kilobits por segundo) significa que un segundo de sonido se codifica con 128.000 bits (1 byte = 8 bits).

  • Si conviertes esto en kilobytes, un segundo de sonido ocupa alrededor de 16 KB.
  • Por lo tanto, cuanto mayor sea la tasa de bits de una pista, más espacio ocupará en el equipo.
  • Sin embargo, con el mismo formato, una mayor tasa de bits permite grabar el sonido de mejor calidad.
  • Por ejemplo, si conviertes un CD de audio a MP3, la tasa de bits de 256 kbps proporcionará una calidad de sonido mucho mejor que la tasa de bits de 64 kbps.

Debido a que el espacio en el disco duro de hoy en día es relativamente barato, se recomienda convertir a MP3 con una tasa de bits de al menos 192 kbps o superior. La tasa de bits también se puede clasificar como constante o variable.

¿Cuál es el formato de audio de Spotify?

Spotify ofrecerá música con sonido Hi-Fi de alta calidad este mismo año La música en streaming es desde hace años el formato preferido por los usuarios para escuchar a sus artistas favoritos. Y sin duda Spotify es la plataforma que mejor ha capitalizado esta nueva forma de escuchar música, convirtiéndose en el referente indiscutible en el mercado.

Un trono al que solo amenaza Apple Music a cierta distancia. Pero hay un aspecto en el que Spotify no es el líder, y es en la música de alta resolución o conocida también como HD. Este formato de música Hi-Fi ya está disponible en multitud de plataformas, de entre las que destaca sin duda TIDAL. Incluso Amazon cuenta ya con una suscripción para escuchar música de este tipo.

Pues bien, ahora Spotify se ha subido al carro de la música Hi-Res y ha anunciado que tendrá pronto un servicio con este formato. Una nueva modalidad de suscripción Eso es lo que está preparando la plataforma de música, un nuevo servicio con el que será posible escuchar música con una calidad de sonido muy superior a la actual.

Así lo ha anunciado la plataforma en un tuit de su cuenta oficial, en el que anuncian que pronto será posible escuchar los susurros ocultos de Billie Eilish, Y es que la música de alta resolución se caracteriza por contar con mucha más calidad que la que escuchamos en los formatos estándar. Y no porque esta sea peor música, sino simplemente porque el formato en el que se reproduce cuenta con mucha más información sobre las pistas musicales.

Si Spotify se estrena en este 2021 en la música de alta resolución, la única plataforma que no va a contar con este formato va a ser Apple Music. Actualmente además de TIDAL o Amazon Music HD, tenemos servicios como QOBUZ o Deezer con suscripciones de este tipo.

  • Teniendo en cuenta el mercado actual, lo normal es que la suscripción al nuevo servicio de Spotify tenga un precio de entre 14,99 a 19,99 euros,
  • ¿Por qué música de alta resolución? Normalmente la música que escuchamos en Spotify se reproduce en formato Mp3, que utiliza una compresión muy alta.
  • Esto quiere decir que desde el volumen a los detalles que se escuchan en la música son inferiores a los de la de alta resolución.
See also:  Cual Es La Mejor Hora Para Tomar Complejo B?

Esta última utiliza el formato FLAC, sin pérdida ni compresión, que puede llegar a contener mucha más información que el Mp3. Para hacerse una idea, una canción de alta calidad en Mp3 de puede ocupar unas 10 megas, mientras que la misma canción de alta calidad en formato FLAC puede llegar a ocupar perfectamente 100 o 200 megas.

Y sí, la diferencia de sonido se nota bastante si contamos con el equipo adecuado. Porque en el caso de los móviles es necesario contar con compatibilidad con este tipo de sonido, así como con unos auriculares también compatibles, siendo recomendable siempre reproducir a través del conector de auriculares.

Hay también reproductores de alta resolución que permiten escuchar con claridad cristalina esta música en un equipo con unos altavoces compatibles. Con este formato podemos escuchar la música con una calidad similar a la que fue concebida por sus creadores, y con calidad de Máster de Estudio,

¿Cuántos kbps tiene un CD original?

Comentarios –

aultranza el 2 de Enero de 2009 a las 00:52 ( aviso al moderador ) Parafraseando una resea del BusinessWeek hace aos, sobre unos nuevos altavoces de Bang&Olufsen, todas estas recomendaciones estn muy bien, pero el odo humano tiene sus lmites; en todo caso si hay un perro en la casa agradecer el cuidado. amauraster el 2 de Enero de 2009 a las 12:45 ( aviso al moderador ) Creo que hay un error que se repite a lo largo del artculo. Donde se habla de 192mbps (megabits por segundo) debera decir 192 Kbps (kilobits por segundo) Una tasa de transferencia tpica en vdeo de alta definicin es de 20 Mbps, pero en audio a partir de 192 Kbps es muy difcil apreciar diferencias. e.arrieta (Autor sin e-mail publico) el 2 de Enero de 2009 a las 12:51 ( aviso al moderador ) A Amauraster, muchas gracias por su atencin. En efecto, se trata de 192 kbps, no 192 mbps. Un saludo manuel el 2 de Enero de 2009 a las 14:00 ( aviso al moderador ) Buen articulo, pero hay mas: la calidad del sonido depende por este orden e la fuente de grabacion analogica o digital, de la conversion D a A, del proceso de muestreo, de la reproduccion y conversion de D a A otra vez (por reproductor CD o DVD, mp3 o por conversor DA separado, de la clase y calidad del amplificador, su distorsion curvas etc, de los altavoces y su posicion dentro de la sala. La velocidad de transferencia es solo uno mas de los parametros mas facil de comparar dado todo lo demas. En cuanto a altavoces, (pionner y sony y bose no son buenos) Infinitty (HK) B&W etc. Hay equipos de HIFI que para pasajes dados no son capaces de reproducirlos fielmente y hay notas a las que no llegan o coloran en algunas frecuencias dadas toda la grabacion debido al propio disenno del equipo y altavoces. Y sobre todo, la grabacion original de estudio no son todas iguales, se confunde fidelidad en la reproduccion con calidad musical, ya que se puede reproducir fielmente una mala grabacion musicalmente hablando ( por ejemplo un disco de Gardelo cds de baratillo) y no tecnicamente. Y por ultimo la habilidad de cada uno para oir matices y musica que se puede entrenar como cualquier otra y por eso al cabo de unos annos se busca pasar a otro equipo de gama superior. musicalmania el 2 de Enero de 2009 a las 16:06 ( aviso al moderador ) pues yo creo que con tanta tecnologia no han fabricado un reproductor que iguale a aquellos de tipo cuadrafonico, que era algo impresionante, y con cassettera. mira tengo musica pasada de varios 46 rpm a cassette en el 66, y despues cuando me hice con el pc portatil en el 2007, los pase de cassette a cd, y puedo asegurar que la calidad del sonido entre el cd y el cassette es apenas perceptible. es mas todo depende de si tienes un buen equipo de HI, Pedro (Autor sin e-mail publico) el 2 de Enero de 2009 a las 19:47 ( aviso al moderador ) Otro error que se repite «El primer paso a la hora de distinguir las cualidades de un aparato es conocer los trminos tcnicos ms comunes. Por ejemplo, las letras ‘kbps’ se refieren a kilobytes por segundo.» Llevas razon, hay que conocer los terminos tecnicos mas comunes, asi que: kbps = Kilo bits por segundo y no Kilo bytes por segundo Por cultura general: 1 Byte = 8 bits Saludos alot (Autor sin e-mail publico) el 2 de Enero de 2009 a las 20:02 ( aviso al moderador ) para musicalmania: evidentemente, el programa de tu PC te ha hecho una copia identica de sonido del cassette. si en origen la musica que tenias en este formato estaba logicamente bastante deteriorada, es normal que el CD se oiga igual de mal. la perdida de calidad debido al formato, al paso del tiempo, etc. es imposible de recuperar (solo un tecnico con muy buenos programas de edicion, podrian recuperar algo) saludos. jbp el 2 de Enero de 2009 a las 23:02 ( aviso al moderador ) Un CD convencional cuenta con 1.500 kbps, mientras que los formatos MP3 pueden oscilar entre los 96 y 300 kbps. Precisamente, los formatos MP3 y AAC nacieron para que pudiera ser posible enviar y reproducir ficheros menos pesados que un CD a travs de Internet. Esto no es del todo cierto, no todos lso 1500 kbps son msica, ms del aprox.35% son mecanismos de seguridad y control de los dispositivos cd para que se pueda seguir escuchando la msica con toda claridad aunque el disco este rayado. los mp3 carecen de estos mecanismos de seguridad 🙂 Hispasnico (Autor sin e-mail publico) el 3 de Enero de 2009 a las 00:19 ( aviso al moderador ) El que pueda percibir la diferencia entre un mp3 a 320kbps y un CD o vinilo sonando a los mismos dB merecera ser bautazido como el «hombre perro», pues sera cientficamente el primer humano capaz de or frecuencias inaudibles hasta ahora y que son las que se recortan en el proceso de codificacin del mp3. Fdo: Un ingeniero de sonido Rafa (Autor sin e-mail publico) el 3 de Enero de 2009 a las 09:15 ( aviso al moderador ) «Precisamente, los formatos MP3 y AAC nacieron para que pudiera ser posible enviar y reproducir ficheros menos pesados que un CD a travs de Internet.» No cierto, el mp3 no nacio para internet, es fruto del mpeg layer 3, fue la necesidad de reducir el tamao de audio en los vcd lo que provoco el nacimiento del mp3, sistema que lo que hace es eliminar todos los armnicos que rebasan el campo de audicin humana, y reduciendo su dinmica, as consiguieron audio de calidad aceptable para las pelculas en formato vcd. Que hoy sea el formato mas usado para intercambio de msica en la red es otra historia, pero su origen no era este destino, para ello ya estaba el vomitivo Windows Media Audio (wma), pero ya se sabe que lo de microsoft es siempre una mierda. Viva Linux Ubuntu y el mp3. Rafa (Autor sin e-mail publico) el 3 de Enero de 2009 a las 09:17 ( aviso al moderador ) «Precisamente, los formatos MP3 y AAC nacieron para que pudiera ser posible enviar y reproducir ficheros menos pesados que un CD a travs de Internet.» No cierto, el mp3 no nacio para internet, es fruto del mpeg layer 3, fue la necesidad de reducir el tamao de audio en los vcd lo que provoco el nacimiento del mp3, sistema que lo que hace es eliminar todos los armnicos que rebasan el campo de audicin humana, y reduciendo su dinmica, as consiguieron audio de calidad aceptable para las pelculas en formato vcd. Que hoy sea el formato mas usado para intercambio de msica en la red es otra historia, pero su origen no era este destino, para ello ya estaba el vomitivo Windows Media Audio (wma), pero ya se sabe que lo de microsoft es siempre una mierda. Viva Linux Ubuntu y el mp3. Beltrn (Autor sin e-mail publico) el 3 de Enero de 2009 a las 11:54 ( aviso al moderador ) Viva el FLAC lossless amii (Autor sin e-mail publico) el 22 de Mayo de 2009 a las 01:06 ( aviso al moderador ) nO nO!!!!! nO me sirviO la infO para mI tareA del «tizOck» ha!!! 😀 nO weN articulO!! <3 Mario el 26 de Mayo de 2009 a las 16:40 ( aviso al moderador ) Gracias por la infirmacion pero debo hacer un trabajo sobre el significado y mas detalles del mp3 y mp4, gracias por su colaboracion Edgar el 5 de Febrero de 2010 a las 23:48 ( aviso al moderador ) "Un archivo MP3 es similar a un CD, pero requiere mucho menos espacio de almacenamiento. Al tener que convertir un disco al formato MP3 es necesario comprimir los archivos, con lo que se produce lo que se conoce como prdida. Significa que hay que reducir el nmero de bits por segundo de una cancin, con lo que hay que eliminar los ritmos y tonos secundarios, de modo que el usuario apenas perciba la diferencia." Lo ultimo que comentas en este fragmento es un grave error, al menos nosotros los seres humanos ni siquiera percibimos esa diferencia de un mp3 y CD siempre y cuando el mp3 sea comprimido a mas 128 kbps por segundo, la calidad de un CD y un mp3 es la misma para nuestro oido Soy un audiofilo y he hecho muchas pruebas para determinar esto, tengo un sistema de alta fidelidad, y creeme, no he percibido diferencia alguna sere el raro el 12 de Junio de 2010 a las 03:12 ( aviso al moderador ) no se que escuchais, pero se nota cuadno es un mp3 o un cd de audio, la misma cancin, comprimida de un cd original, incluso a bitrate alto se nota, la msica comprimida suena como mas metlica que la de un cd original. adriana el 9 de Diciembre de 2010 a las 04:28 ( aviso al moderador ) 252 ooo el 2 de Enero de 2011 a las 03:28 ( aviso al moderador ) no sabia Manuel (Autor sin e-mail publico) el 14 de Enero de 2011 a las 07:00 ( aviso al moderador ) fdsfsuhcdsjkcldsvdshldsicsacnskacsljcnsajcsnlc sldjhsjladkhDshjlksdhjkdsajdhkslhdlskahdLKADHKJSALHD SJKADHLdkhksDHLS gerardo el 20 de Enero de 2011 a las 19:49 ( aviso al moderador ) es muy bueno lo q dicen gerardo el 20 de Enero de 2011 a las 19:53 ( aviso al moderador ) es buenisimo javier (Autor sin e-mail publico) el 24 de Enero de 2011 a las 01:36 ( aviso al moderador ) quiero chatiar asdf el 3 de Febrero de 2011 a las 09:28 ( aviso al moderador ) asdf Jos Antonio el 13 de Septiembre de 2011 a las 00:47 ( aviso al moderador ) Jajaja Edgar es un audifilo y no es capaz de distinguir un MP3 de un CD, jajajja. amigo llegaste tarde a la reparticin de odos. David (Autor sin e-mail publico) el 9 de Noviembre de 2011 a las 20:03 ( aviso al moderador ) Tienes mucha razon.Edgar.en realaidad eres uaan audiofilo.? Hombre.claro que se nota la diferencia entre un CD y un mp3. Sergio el 7 de Enero de 2013 a las 03:57 ( aviso al moderador ) Creo que tenemos muchos ingenieros de sonido y en sistemas pero la realidas es que al 99% de los mortales solo nos interesa escuchar algo que suene bien y punto sin muchas pretenciones, solo que se escuche agradable al oido, espero que los DJs de la sala no se ofendan Roberto (Autor sin e-mail publico) el 20 de Febrero de 2013 a las 18:19 ( aviso al moderador ) Que gueva con todo esto de los mp3, yo me he conformado hasta con 64 kbps, por ahorrar espacio, pero como ahora hay dispositivos con mas espacio (micro memorias) pues le voy a los de ms kbps y asi disfrutar mas de la musica. De todas formas agradezco todas estas lecciones de sonido. Excelente todos los expositores. Gracias.

Aviso Esta es la opinión de nuestros usuarios, en ningún caso representa la de Expansión.com Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes, difamatorios o de contenido ilegal, serán eliminados. Expansión.com se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario ajeno al tema o con publicidad.

¿Qué significa FLAC en audio?

FLAC – FLAC son las siglas de Free Lossless Audio Codec, Se ha convertido rápidamente en uno de los formatos sin pérdida más populares disponibles desde su introducción en 2001. Lo bueno es que FLAC puede comprimir un archivo fuente original hasta en un 60 por ciento sin perder un solo bit de datos.

Lo que es aún mejor es que FLAC es uno de los tipos de formato de audio libres de código abierto, por lo que no impone restricciones de propiedad intelectual. FLAC es compatible con la mayoría de los programas y dispositivos principales y es la principal alternativa a MP3 para música. Con él, básicamente obtienes la calidad completa de audio sin comprimir sin procesar a la mitad del tamaño del archivo.

Es por eso que muchos ven a FLAC como el mejor formato de audio.

¿Qué necesito para escuchar FLAC?

Para poder aprovechar al máximo este tipo de archivos tenemos que contar con un dispositivo cuyo fabricante se preocupe por la calidad de audio, o bien optar por una tarjeta de sonido externa o DAC que compense el procesamiento de audio.

¿Qué se necesita para escuchar música FLAC?

Cuando apareció en el mercado hace ya más de 30 años, el CD era revolucionario: se acabaron el ruido de superficie de los LP’s, los molestos chisporroteos causados por rasguños invisibles y la necesidad de manipular los discos con guantes, todo ello rematado por el acceso instantáneo a cualquier pista de un álbum mediante la simple pulsación de un botón.

Las listas de reproducción de CD’s podían programarse, las canciones favoritas repetirse y las prescindibles evitarse, a la vez que con el paso del tiempo se añadirían características como la información, vía CD Text, sobre el álbum, el título de la pista/canción y el nombre del artista. Por todo ello, el CD supuso un salto adelante en facilidad de uso, utilizando tecnología que era el no va más en su momento.30 años después, lo podemos hacer mucho mejor en todos los sentidos.

El audio digital codifica la forma de onda musical analógica utilizando un sistema llamado Pulse Code Modulation ( PCM ) o Modulación por Impulsos Codificados. Con el PCM, los dos factores básicos que definen la calidad del sonido son los bits de cuantificación o «bit depth» (que determina la calidad con la que la señal analógica es digitalizada) y la frecuencia de muestreo (que es el número de veces por segundo –»muestras»- que la señal analógica es digitalizada), siendo el CD un sistema que trabaja con 16 bits y 44’1 kHz. Es posible que el sistema digital de 16 bits y 44’1 kHz del CD fuese el no va más, el «estado del arte», en 1982, pero no tardó mucho tiempo en llegar a su fecha de caducidad. De hecho, algunos afirman que sólo era el mínimo exigible para la reproducción sonora de alta calidad: Malcom Hawksford, Profesor de Psicoacústica de la Universidad de Essex, considera que » Estaba cerca del límite, pero desde mi punto de vista probablemente un poco marginal.

Idealmente, una resolución de por lo menos 20 bits y una frecuencia de muestreo de 60 kHz habrían sido mejores. » No obstante, 16 bits/44’1kHz es lo que teníamos en 1982 y lo que el CD sigue utilizando más de tres décadas después: hemos estado atrapados en una tecnología «casi lo suficientemente buena» 35 años después de aquella época, un poco como si cualquier desarrollo encaminado a mejorarla se hubiera detenido desde entonces.

Si, ha habido varios intentos para sustituir el CD por algo mejor. A mediados/finales de la década de los 90’aparecieron no uno sino dos formatos de audio «de alta resolución», iniciándose una batalla entre el DVD-Audio y el Super Audio CD (o SACD) de Sony / Philips, ofreciendo el primero calidad sonora de 24 bits para una mayor resolución, una dinámica mejorada y una distorsión sustancialmente reducida, mientras que el sistema de codificación digital » Direct Stream Digital » (DSD) del segundo utilizaba una frecuencia de muestreo de 2’8224 MHz –es decir 64 veces la del CD- y cuantificación con un único bit. Los nuevos formatos también ofrecieron la posibilidad de sonido envolvente multicanal, así como una mayor seguridad y protección anticopia, algo que se sugirió como bueno para los consumidores y que por descontado lo era para la industria discográfica. No obstante, había un problema o dos Los discos DVD-A necesitaban un reproductor especial –no un mero lector de DVD-Vídeo estándar- que tardó su tiempo en llegar, a la vez que el sector de la venta de música no estaba particularmente entusiasmado con la idea de almacenar títulos en múltiples formatos y de tener que vérselas con un montón de consumidores comprando un disco DVD-A por error y descubrir que no lo podían leer con su reproductor de CD,

El SACD ofreció una respuesta a esta cuestión: sus discos multicapa permitían la compatibilidad con los reproductores de CD, que los identificaban como CD ‘s estándar. Sólo cuando eran usados con un reproductor de SACD se «desbloqueaba» la resolución ofrecida por el nuevo formato. Esto significa que las tiendas de discos podían vender un único disco para compradores de SACD y CD, pero en ese caso la promoción del SACD como soporte » premium » hubiera comportado incrementar el precio de los CD justo en una época en la que los descuentos en el ámbito de la música grabada empezaban a pegar fuerte.

Lo que, por desgracia, sí causó una gran impresión en el mercado fueron los formatos de audio comprimido, en especial el MP3 : originalmente utilizado para permitir el almacenamiento de cantidades sensibles de música en reproductores de audio portátiles con una capacidad de almacenamiento limitada, el MP3 puede reducir en alrededor del 80% el tamaño de un archivo de música suprimiendo la mayor parte del sonido que el usuario no puede oír, como por ejemplo sonidos de baja intensidad enmascarados por otros más intensos. En el gráfico se aprecia el espectrograma de una misma grabación, una en formato CD y la otra en formato comprimido mp3. Puede apreciarse claramente que hay mucha menos información de altas frecuencias. La buena noticia es que, a pesar de su mediocre sonido, el MP3 abrió nuevos canales para acceder a la música mediante descargas online.

Con todos esos canales abiertos, el » Free Losless Audio Codec » –o FLAC – hace ahora posible descargar música con calidad CD o superior, así como almacenar todos nuestros CD ‘s en un ordenador o una unidad de almacenamiento ahorrando a la vez hasta un 50% del tamaño del archivo original sin ninguna pérdida de calidad.

La clave reside en el término Lossless («Sin Pérdidas»): el FLAC «empaqueta» música sin perder nada de su contenido o calidad, de tal modo que cuando es «descomprimido» el pertinente archivo es exactamente idéntico al original. Y aunque hay en el mercado varios sistemas sin pérdidas que compiten con él –desde el Apple Lossless ( ALAC ) hasta el Windows Media Audio Lossless ( WMA Lossless )- el FLAC es el preferido por muchos entusiastas de la escucha de música en Alta Fidelidad sencillamente porque no está atado a ningún fabricante en concreto.

Además, el FLAC puede hacer mucho más que reducir el tamaño de archivos con calidad CD: también puede utilizar cuantificación de 24 o incluso más bits, tal y como explica Albert Yong, de Bowers & Wilkins : » El sistema es tan flexible que admite cualquier cuantificación entre 4 y 32 bits y frecuencias de hasta 655.350 Hz en pasos de 1 Hz.

» Introducido originariamente en el año 2001, el FLAC está abriendo las puertas a todo un mundo de audio High End en alta resolución completamente nuevo para los entusiastas de la música: el audio digital con cuantificación a 24 bits tiene una resolución teórica de 144 dB (comparada con los aproximadamente 96 dB permitidos por los 16 bits del CD), cifra más que suficiente dado que el umbral de dolor del oído humano se sitúa en 130 dB.

See also:  Que Es Trabajo De Gabinete En Topografia?

Esto significa que usted puede acercarse más que nunca a la grabación maestra utilizada en el estudio, así como acceder a toda la información posibilitada por las superiores velocidades de transferencia binaria de los citados archivos de alta resolución. Albert Yong afirma al respecto que «La diferencia está en los detalles.

En general, los sonidos son más abiertos y hay un nivel de aireación extra en la música. El sonido de voces e instrumentos se acerca más al de un concierto en directo, a la vez que su dinámica es superior.» Mientras que usted puede utilizar software informático para copiar rápidamente –»ripear»- sus CD ‘s en FLAC, hay también un número creciente de sitios web – Tidal, Qobuz, etc – que ofrecen descargas con calidad CD y superior. Si tiene en mente construir una biblioteca FLAC con su colección de CD ‘s ya existente, entonces un buen punto de partida para el ripeado de esta última son los programas Exact Audio Copy o dBpowerAMP, En ambos casos se trata de «apps» gratuitas para Windows unánimemente consideradas como las que suenan mejor a la vez que generalmente libres de errores.

  1. Los usuarios de Mac pueden probar con Max, MacFlac o X Lossless Decoder,
  2. Para reproducir la música, se dispone ahora mismo de un extenso repertorio de reproductores multimedia, aunque al utilizar usted archivos FLAC se dará cuenta de que ni iTunes ni Windows Media Player los manejarán directamente, por lo que deberá utilizar una modificación de los programas mencionados o convertir los archivos para poder reproducirlos.

Fluke, por ejemplo, es un software gratuito que funciona como «plug in» para iTunes (plataforma Mac ), aunque puede causar problemas. Se dispone de varios programas para convertir archivos a PCM o incluso Apple Lossless, caso del Max para Mac OS X, pero probablemente la mejor opción es utilizar un reproductor multimedia diferente que nos permita reproducir todos los archivos en su formato nativo.

En el ámbito de los sistemas Windows, Winamp puede reproducir una extensa variedad de formatos engañosos o incluso grabar archivos de 16 bits en CD ‘s mientras que otros reproductores multimedia recomendables entre los que figuran Foobar2000, Media Monkey, Vox y Nightingale -este último una versión «escíncida» del difunto Songbird – poseen una interfaz muy similar a iTunes y son capaces de reproducir prácticamente cualquier archivo que se les ponga por delante.

Una de las mejores opciones es RoonLabs, Es una aplicación de pago que permite gestionar toda la biblioteca multimedia y acepta prácticamente todos los formatos hasta 32 bits, Además integra servicios de streaming para Tidal y Qobuz, Ademas permite la distribución de diferentes contenidos en formato inalámbrico a diferentes zonas (hasta 6).

Esta amplia variedad de programas funcionan como sistema de reproducción, pero, a menos que usted se dé por satisfecho escuchando música con los altavoces de su ordenador o unos auriculares conectados al mismo, necesitará un medio para conectarlo a su equipo de sonido con el fin de poder escuchar su flamante colección de música en alta resolución.

Varias son las opciones disponibles, que comentamos a continuación.

La manera más sencilla de hacer esto es utilizar una salida de línea analógica desde la tarjeta de sonido de su ordenador. Es como tener una toma estereofónica para mini-clavija de 3’5 mm, por lo que usted necesitará un cable con dicha clavija en uno de sus extremos y un par de conectores RCA en el otro para realizar una conexión a una entrada de línea libre de su amplificador (aunque hay amplificadores y equipos que incluyen una entrada para clavija de 3’5 mm en su panel frontal justo para este propósito). Este método proporcionará un sonido de calidad razonable, en particular si usted dispone de una buena tarjeta de sonido, pero no es ideal ya que los ordenadores son ambientes «ruidosos» a nivel eléctrico, por lo que, si es posible, lo mejor es llevar la señal fuera del PC o Mac. En la actualidad se dispone de una extensa gama de DAC’s USB (o USB-DAC’s ) para conectar directamente en su ordenador y suministrar una salida analógica. Algunos incorporan un salida de línea para facilitar la conexión a un sistema de Alta Fidelidad, mientras que otros permiten la conexión de auriculares para configurar un sistema de alta resolución verdaderamente portátil, a la vez que ahora mismo hay en el mercado una extensa gama de DAC’s –que estrictamente habría que traducir como procesadores digitales de audio- e incluso amplificadores equipados con entradas USB, Los precios parten de unos 100 euros, siendo asimismo perfectamente posible gastar varias veces esa cantidad en un DAC o un amplificador de auriculares diseñado para reproducir música en alta resolución.

La mayor parte de estos DAC’s son alimentados desde el ordenador y utilizan una conexión USB asíncrona, lo que significa que será el reloj –en principio de alta calidad- incorporado en los mismos el que controlará el tren de datos digitales procedente de aquél.

Existe también una pequeña selección de reproductores personales capaces de reproducir archivos FLAC (entre otros formatos) de alta resolución para el caso de que usted desee llevarse consigo su biblioteca de músicas en sus viajes. El precio del más asequible de dichos reproductores es de unos 200 euros. El «streaming» inalámbrico y desde redes abre una flexibilidad mucho mayor, a la vez que permite reproducir música directamente desde Internet o una unidad remota sin la necesidad de tener que estar todo el tiempo delante de nuestro ordenador. En este caso, usted puede copiar la totalidad de su biblioteca en un dispositivo NAS (» Network-Attached Storage » o Unidad de Almacenamiento Conectada a la Red), que en esencia es un disco duro diseñado para conectar a su red por cable o inalámbrica al que se puede acceder desde múltiples reproductores (que pueden ser tanto sistemas independientes como reproductores de música en red concebidos para conectarse a un equipo de Alta Fidelidad) de su red doméstica.

Pueden utilizarse varios reproductores a la vez, con cada uno de ellos reproduciendo música diferente si así se desea: si usted quiere una solución para distribuir música por toda su casa, la conexión en red –»networking»- es definitivamente la vía a seguir.

Los precios para dispositivos NAS parten de algo menos de 200 euros para una única unidad, mientras que en el caso de los reproductores de música en red se sitúan ligeramente por debajo de 400 euros. Y la oferta continúa creciendo a medida que el FLAC se va consolidando. En cualquier caso, sea cual sea la solución que usted elija el sonido que conseguirá sólo será bueno en la medida que lo sea la calidad de los archivos que vaya a reproducir, y este es el motivo por el que en Bowers & Wilkins, con más de 50 años de experiencia en la fabricación de cajas acústicas de la máxima calidad, nos tomamos el FLAC muy en serio.

No sólo es cómodo, con sus tiempos de descarga más cortos y con un etiquetado de contenidos casi a prueba de bomba, sino que también puede mejorar a medida que lo hacen los formatos de alta resolución: hay un sello discográfico –el noruego 2L – que ofrece archivos FLAC de 32 bits/352’8 kHz obtenidos a partir de sus grabaciones master en DXD (» Digital eXtreme Definition «, un formato de audio digital desarrollado inicialmente para editar grabaciones en DSD ) originales.

¿Cómo saber si soy audiófilo?

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada, Este aviso fue puesto el 12 de agosto de 2011.

Los audiófilos son personas con un interés especial por los sistemas de reproducción y también de grabación de audio, con el fin de buscar la máxima calidad y fidelidad. El placer por oír música del modo más fidedigno posible lleva a los audiófilos a interesarse en la tecnología subyacente.

  1. Algunas posiciones extremas rechazan las técnicas actuales a pesar de que éstas proveen mejor respuesta en frecuencia y mucho menor ruido en el registro del audio.
  2. Muchas veces los resultados de una reproducción sonora de alta fidelidad no satisfacen las preferencias del audiófilo, por lo que utiliza los medios de los cuales dispone, como la técnica eléctrica o la electrónica para obtener efectos de audio que estén en sintonía con su preferencia.
See also:  Cual Es La Mejor Carne Para Asar Al Carbon?

Esto puede iniciar tendencias como rechazar tanto los soportes digitales (CD, MP3, los DVD inclusive) como los equipos digitales a la hora de escuchar música; optando por el audio almacenado y tratado en soportes físicos o magnéticos, como los casetes, los discos de vinilo, las cintas de carrete abierto, los magnetofones y tratados con equipos los amplificadores valvulares,

  • Es evidente que un equipo comercial moderno de bajo costo bien podría ser de menor calidad de sonido que uno construido con tecnología analógica anterior.
  • Una apropiada valoración de la fidelidad y del fenómeno acústico en general solo puede efectuarse mediante instrumentos.
  • Una teoría basada en experimentos explica la flexibilidad y pérdida de referencia rápida que posee el oído humano, y por ello el necesario ejercicio regular de buen audio.

El audiófilo busca componentes de máxima calidad para alcanzar la mejor reproducción posible. Se interesa por las novedades en la producción de componentes Hi-Fi y, si es posible, su prueba, y se reúnen para realizar audiciones en grupo e intercambiar experiencias e información.

El ser audiófilo no implica ceñirse a un estilo musical antes que a otro, pero se puede observar que muchos audiófilos prefieren el smooth jazz y la música clásica, por su elegancia sonora y su alta calidad musical. Debido al alto precio de los componentes de calidad de Hi-Fi, hay una parte significativa de audiófilos que optan por el bricolaje, construyendo total o parcialmente su equipo, partiendo de componentes electrónicos, kits o mejorando algunos componentes de los aparatos.

Por ello alrededor del mundo muchos audiófilos han proliferado como «artesanos electrónicos» que fabrican sus aparatos. Incluso se emplean componentes del comercio normal adaptados para satisfacer las exigencias del audiófilo, como cables, conectores y altavoces.

Es opinión entre algunos audiófilos que los discos de vinilo tienen un sonido de calidad superior al de los CD de audio. Esta opinión está sustentada por la experiencia y por razones técnicas, como la insuficiente frecuencia de muestreo y precisión de 16 bits en la caracterización de los puntos. No es una crítica a los principios o tecnología empleada para grabar los CD sino que la aplicación práctica de esta tecnología limita la calidad del sonido.

Estos defectos están resueltos en soportes como el Blu-ray Audio, que reproduce música en 24 bits y 96 kHz (calidad de estudio), pero el reducido catálogo y la desconfianza por los nuevos formatos (como el fracaso del SACD ) hace que muchos audiófilos aún sean fieles al LP.

¿Qué es el Dolby Atmos?

Dolby Atmos es un formato de audio patentado diseñado para trasladarte a una experiencia de sonido totalmente envolvente, sea cual sea el dispositivo que estás usando para ver películas, jugar a juegos o escuchar canciones.

¿Dónde escuchar música de alta calidad gratis?

Con la evolución de la distribución de la música y la creación de las plataformas de streaming, el cuidado por la calidad de la música ha perdido importancia, poniendo por delante la capacidad de poder escuchar millones de canciones a disfrutar de piezas de verdadera calidad sonora.

Plataforma Calidad de sonido Precio
Spotify Free Configurable: Baja: OGG Vorbis de 24 kbit/s Aprox. Normal: OGG Vorbis de 96 kbit/s Aprox. Alta: OGG Vorbis de 160 kbit/s Aprox. 0,00 €
Spotify Premium Configurable: Baja: OGG Vorbis de 24 kbit/s Aprox. Normal: OGG Vorbis de 96 kbit/s Aprox. Alta: OGG Vorbis de 160 kbit/s Aprox. Muy Alta: OGG Vorbis de 320 kbit/s Aprox. 9,99 €
Spotify HiFi Anunciado para 2021, sin novedades ¿?
Tidal AAC 320 kbit/s 9,99 €
Tidal HiFi HiFi: FLAC de 1411 kbit/s ó 16 bits / 44,1 kHz Master: Archivos de proceso de masterizado, calidad de estudio (Sony 360 Reality Audio, Dolby Atmos Music) 19,99 €
Amazon Music Desconocida (se piensa que 256 kbit/s) 9,99 €
Amazon Music HD HD: FLAC de 850 kbit/s ó 16 bit / 44,1 kHz Ultra HD: FLAC de 3730 kbit/s ó 24 bit / 192 kHz Archivos de audio en 3D 9,99 €
Deezer Free MP3 de 128 kbit/s 0,00 €
Deezer Premium MP3 de 320 kbit/s 9,99 €
Deezer HiFi FLAC de 1411 kbit/s ó 16 bit / 44,1 kHz 14,99 €
Apple Music AAC de 256 kbit/s 9,99 €
YouTube Music Google Play Music: 320 Kbit/s YouTube: 128 kbit/s 9,99 €
Soundcloud WiFi: MP3 de 256 kbit/s Datos Móviles: MP3 de 128 kbit/s 9,99 € Android / 12,99 € iOS

Sin embargo, como podemos ver muchas plataformas se están poniendo las pilas en este sentido para captar a los más audiófilos. Pero para entender toda la amalgama de datos que aquí hemos puesto debemos decir unos cuantos detalles sobre los distintos tipos de archivos y elementos a tener en cuenta.

  • El número que más llama la atención es el de los kilobytes por segundo o kbit/s,
  • Esto quiere decir la cantidad de información digitalizada que se transfiere y decodifica al pasar de un archivo digital a una señal analógica, que es como escuchamos nosotros la música.
  • Lo lógico sería pensar que cuanto más alto sea este número mejor va a ser la calidad, pero eso va muy condicionado en función del tipo de archivo,

Por ello, aunque veamos que Spotify tiene 320 kbit/s, al ser en el formato de compresión OGG Vorbis es peor que los 256 kbit/s en AAC de Apple Music, Si tuviéramos que ordenar los formatos anteriores listados, de mejor a peor serían: FLAC, WAV, AAC, MP3 y OGG Vorbis,

Muchas de las plataformas de música en HD hacen referencia a su «calidad CD», seguramente el momento en el que se alcanzó la mayor calidad sonora. Sin embargo, esto no siempre tiene que ser así, ya que en nuevas grabaciones ya se está realizando un trabajo de masterización adaptado a las plataformas de streaming.

Entre tantos números uno puede perderse fácilmente y al final la costumbre de usar una plataforma hace muy difícil el cambio a otra. Por ello, lo que te recomendamos es que cojas la prueba gratuita de una de las plataformas de mayor calidad ( Tidal, Amazon Music HD o Deezer ) y pruebes con un buen equipo de sonido (ya sean altavoces o cascos) si notas la diferencia y cuánto la notas.

Si verdaderamente distingues el cambio y te gusta la música, te recomendamos por que apuestes por estas plataformas, existen aplicaciones que se encargan de traspasar tu biblioteca de una plataforma a otra para que el proceso no sea tan disruptivo. Nosotros te recomendamos que hagas la prueba gratuita de Amazon Music y compares la calidad de sonido para descubrir las grandes diferencias que hay entre un servicio HD y uno con compresión.

Spotify se ha dado cuenta de la importancia de la música en alta calidad y ha anunciado un servicio HiFi que puede ser un golpe de efecto muy importante. Se anunció que el servicio comenzaría a partir de algún momento no concretado de 2021 y supondría una victoria sobre competidores como Tidal o Deezer que utilizan la música en alta calidad como elementos diferenciadores de su servicio.

Sin embargo, la falta de noticias por parte de la plataforma bien entrado 2022 nos da malas sensaciones respecto al futuro de esta posibilidad. Iremos ampliando este artículo con más plataformas y más información para que tengáis la mayor información disponible a la hora de decantaros por uno de los distintos servicios.

¡Déjanos en comentarios lo que te gustaría ver en KUBO !

¿Cuántos Hz es normal escuchar?

El oído humano es capaz de percibir un amplio rango de frecuencias: aproximadamente de 20 a 20.000 Hz.

¿Cuál es la mejor frecuencia para escuchar música?

Para un humano con audición perfecta, el rango va de los 20 Hz a los 20,000 Hz (o 20 kHz). De esta forma, al igual que 16 bits es la profundidad de bits estándar para un CD, 44.1 kHz es la frecuencia de muestreo estándar, ya que incluye el rango completo de frecuencias que los humanos somos capaces de escuchar.

¿Cuál es mejor 128 kbps o 320 kbps?

Análisis para distinguir entre Mp3 a 128 y 320 kbps ¿Eres capaz de diferenciar entre un mp3 codificado a 128 kbps de otro a 320 kbps Tienes la certeza de hacerlo? El Mp3 (MPEG-1/2 Audio Layer 3) se cuenta entre los primeros formatos de compresión de audio con pérdidas casi imperceptibles al oído humano.

  • Su tasa de compresión es medida en kbps (kilobits por segundo), siendo 128 kbps la calidad promedio/standard, en ella cual la reducción del tamaño del archivo es de aproximadamente 90%.
  • Dicho nivel de compresión puede llegar hasta 320 kbps, la calidad máxima, en la cual la reducción del tamaño del archivo es de cerca de 25%, pasando antes por 192 kbps, 256 kbps.

Hagámoslo más gráfico con esta tabla:

4 Kbps es el mínimo del estándar 8 Kbps es la calidad telefónica 32 Kbps corresponde a la calidad de radio AM 96 Kbps corresponde a la calidad de radio FM 128 Kbps es la calidad semi CD, muy común en MP3 192 Kbps corresponde a la calidad CD en formato MP3 320 Kbps es la máxima calidad para el formato MP3

El método de compresión con pérdidas utilizado en el Mp3 consiste en quitarle al audio aquellos sonidos que nuestro oído normalmente no captamos, debido a fenómenos de enmascarado del audio y de limitaciones naturales de la audición humana,Así, al eliminar las frecuencias que no percibe el usuario final se fija el concepto denominado «Perceptual Audio Coding» (Codificación perceptual de audio). Una vez hecho algo de historia del MP3 ahora toca turno de retomar la pregunta original: ¿la gente normal y corriente realmente nota diferencias al momento de escuchar música en diversos formatos MP3 ?

Pues eso es lo que investigó el sitio, quien preparó y organizó cinco ficheros de audio distintos : uno de ellos sin comprimir y otros cuatro comprimidos a diversos bitrates entre 128 y 320 Kbps. Acto seguido los colocó en su servidor para que la gente los oyera y votara (con una «nota» de calidad del 1 al 5) sin saber cuál era cual.

La única muestra que arrojó ser muy diferente a las demás fue el MP3 a 128 Kbps CBR, el de peor calidad, por lo cual es mejor desecharla. El MP3 a 160 Kbps VBR es la muestra de mayor calidad, superior al MP3 a 320 Kbps CBR. Esto significa que la codificación con una tasa de bits variable es mejor a la fija incluso a esos valores, y que 160 Kbps VBR para arriba es imposible de mejorar cualitativamente. ¿Traducción a lo anterior? potencialmente hay MP3s que suenan «mejor» que los CD de audio. Lo cierto es que el dato sirve para considerar que a partir de 160 Kbps la gente ya no diferenciamos una calidad de otra, En conclusión, el estudio confirma la hipótesis de que un MP3 a 192 Kbps VBR tiene tanta calidad que ni el ultrasensible oído de un perro notaría la diferencia con un CD de audio, Es así.

Como conclusión, ahora conocemos, si queremos tener buenas grabaciones, a qué tasa codificar y comprimir si queremos un alto ahorro en almacenamiento, sin perder calidad de audio: MP3 de 192 Kbps VBR, es el formato a elegir. : Análisis para distinguir entre Mp3 a 128 y 320 kbps

¿Cuál es mejor calidad WAV o MP3?

¿Es mejor la calidad WAV o MP3? – En general, los archivos WAV son de mejor calidad que los MP3, pero no siempre es así si el archivo WAV ha sido comprimido. Un archivo WAV sin pérdidas siempre es mejor para grabar y transportar archivos de audio de alta calidad.

¿Qué es calidad 320 kbps?

Tasa de compresión: ¿cuál es la relación con la calidad del audio? – Ahora que ya hemos dicho que un archivo puede ser comprimido y aún así mantener una mejor calidad de audio, debes saber que ese nivel de compresión puede variar mucho. Por el valor de la tasa de compresión (o bitrate) logramos controlar el tamaño del archivo y, por lo tanto, la calidad del sonido.

320 kbps – audio que no se diferencia de la calidad de un CD; 192 kbps – sin pérdidas significativas para la mayoría de las personas; 128 kbps – pérdidas ligeramente perceptibles; 96 kbps – calidad similar a la radio FM; 32 kbps – similar a la radio AM; 16 kbps – similar a la radio de ondas cortas («walkie-talkie»).

Te recordamos que estos valores y descripciones son apenas una aproximación, pues la compresión del archivo actúa de manera diferente en cada tipo de audio. Cuanta más información perceptible (o cuanto más complejo sea el audio en cuestión), más margen habrá para que la compresión afecte la calidad.

  • Por eso, para un podcast sin banda sonora, puede no ser un problema generar un archivo de apenas 64 kbps, mono, con una única señal de audio, reproduciéndose simultáneamente en los canales de la izquierda (L) y de la derecha (R).
  • Sin embargo, una música producida en estudio, con varios instrumentos diferentes, puede sufrir pérdidas perceptibles, aun cuando el archivo comprimido sea de 128 kbps, estéreo, con una señal diferente para cada altoparlante, derecho e izquierdo.

Aquí estamos hablando de tasas de compresión fijas ( CBR – constant bitrate), pero existe también la posibilidad de generar archivos con tasas variables, como las llamadas VBR (variable bitrate) o ABR (average bitrate). En la VBR, el algoritmo analiza el audio y decide en qué partes puede comprimir de manera más agresiva y en cuáles debe retirar menos información.

El ABR actúa de modo similar, pero se mantiene en el promedio de la tasa estipulada previamente. Esos dos métodos, a pesar de ser más inteligentes, pueden generar incompatibilidad con algunos reproductores de audio. Cuando hablamos sobre compresión vs calidad, recuerda que no hay reglas: cada caso es un caso y es preciso evaluarlos individualmente para saber hasta qué punto las pérdidas son aceptables, o cuándo vale la pena priorizar la facilidad del uso (descarga más rápida o menor impacto de almacenamiento, por ejemplo) antes que la calidad.

Recuerda que algunos sitios web y servicios recodifican el audio después de cargarlos. Como no tenemos control sobre este proceso, puede ser una buena idea enviar archivos con calidad un poco mayor que lo necesario, para que haya un margen de seguridad en el caso de nuevas conversiones.